19 11 2017

Búsqueda

Calentamiento previo al ejercicio físico

 

Antes de comenzar cualquier actividad física por poco exigente que sea es necesario hacer un completo calentamiento. Esta práctica tiene dos objetivos primordiales; la prevención de lesiones y la activación del organismo para una correcta ejecución de la actividad.

Para ello os voy a dar una serie de recomendaciones generales que deberéis adaptar a vuestro deporte.

Este es el orden adecuado para un correcto calentamiento:

  1. Movilizar las articulaciones progresando en ángulo de movimiento y velocidad. Debes poner especial interés en las articulaciones que más van a participar.

  2. Carrera continua suave durante 5 minutos. Si no puedes correr, sustitúyelo por bicicleta.

  3. Introduce gestos técnicos que vas a reproducir durante la actividad, empieza por los más suaves (piernas al pecho, talones al glúteo, cruzar las piernas…) y termina por los más agresivos (saltos, cambios de dirección…). En definitiva, debes imitar de manera progresiva todos los gestos que dicho deporte requiere.

  4. Posteriormente, os aconsejo realizar un último esfuerzo de activación aumentando la intensidad. Esto se puede realizar mediante sprints progresivos, ejercicios más enérgicos y rápidos o incluso introducir un elemento de juego (pelota, raqueta, peso, goma…). Este último estímulo tendrá un efecto beneficioso para la activación nerviosa.

  5. Por último acabaremos con una secuencia rápida y poco exigente de estiramientos. Este estiramiento pretende ser activo y estimulante por lo que tendremos que marcar la tensión rápidamente y no permanecer más de un segundo en ese estado de tensión.

Estiramientos

Si nos comprometemos a realizar estos cinco puntos antes de cualquier actividad física minimizaremos el riesgo de lesión y garantizaremos una buena activación del sistema muscular, articular, circulatorio y nervioso.

Os preguntaréis cuánto tiempo es necesario. Esto dependerá de distintos factores en los que destaco las condiciones ambientales y la exigencia de la actividad. Debería estar en un plazo de 15 a 30 minutos.

Así que os animo a que programéis vuestra actividad con este tiempo de antelación para poder disfrutar de vuestro deporte y no sufrir sus consecuencias negativas.

Artículo escrito por Israel González

Si te ha gustado el artículo compártelo!