19 11 2017

Búsqueda

Consejos de protocolo en restaurantes

 

En un restaurante hay que guardar unas formas y un protocolo, aunque no sea un evento profesional, hay que aplicar unas normas básicas incluso cuando el evento sea social o divertido.

Tenemos que tener buenos modales para mostrar en todo momento nuestra educación desde que llegamos al restaurante hasta que nos vallamos.

protocolo mesa

Cuando nos sentamos, deberiamos de extender la servilleta en nuestro regazo, es decir, fuera de la vista del resto de comensales.

Observaremos como están colocados los elementos que componen la mesa, en el lado derecho del plato estarán los cuchillos, cucharas y otros elementos no tan comunes como las pinzas para el marisco, en frente del plato habrá una copa para el agua, otra para el vino tinto y otra para el vino blanco, en el lado izquierdo del plato están los tenedores y el pan.

Si encontramos varios cubiertos aparentemente iguales, tenemos que usar primero los que están más alejados del plato.

Es muy importante que no empezemos a comer hasta que todo el mundo esté servido, y cuando acabemos de comer dejaremos los cubiertos en el centro del plato en vertical para indicarle al camarero que hemos terminado.

Tenemos que intentar ser respetuosos y educados en el restaurante, las cosas las pediremos por favor y daremos las gracias.

Si llevamos niños, no les dejaremos jugar por todas partes porque pueden molestar a otras mesas.

No utilices palillos en la mesa, levantate al baño y utilizalo allí.

No hay que levantar el tono de voz en exceso ni generar ruidos innecesarios.

No estés utilizando el móvil continuamente, da sensación de estar en otra parte.

No toser o estornudar encima de los platos.

Cuando vengan a tomarnos nota, intenta ser el último en pedir.

Intenta ser cordial con los camareros y olvídate de llamarles silbando, dando una voz o cosas similares, levanta una mano y dirígete a el como te gustaría que se dirigieran a ti, así seguro que recibirás un gran servicio, y al finalizar el evento puedes dejar una propina como muestra de gratitud por su trabajo.

Existen multitud de detalles a cuidar que aquí no comentamos, pero hay que intentar usar el sentido común para no caer en ciertas situaciones.

 

Artículo escrito por hombredemodaes

Si te ha gustado el artículo compártelo!